Uncharted: Drake's Fortune/Transcript/es

From Learning Languages Through Video Games<br />
Jump to: navigation, search

TODO — Check subtitles against spoken dialogue more closely in including audio, as not every line matches exactly.

[edit] Capítulo 01 - Emboscado (Ambushed)

“Todo gran cometido debe tener un principio, pero es la continuidad hasta el final, hasta que se haya acabado totalmente, donde está la verdadera gloria.” Sir Francis Drake, 1587



Elena:
Aquí estoy a poca distancia de la costa de Panamá, donde acabamos de recuperar lo que creemos que es el ataúd del legendario explorador sir Francis Drake, que fue enterrado en el mar hace aproximadamente 400 años.

Elena:
¿Estás seguro de querer profanar así los restos de tu antepasado?

Nathan: 
Haces que suene vergonzoso. Jajajaja... Además, pensé que no me creías.

Elena:
Bueno, estuve investigando. Y, aparentemente, Francis Drake no tuvo hijos.

Nathan:
Ya sabes, que la historia... puede estar equivocada. Por ejemplo: no puedes profanar un ataúd vacío.

Elena:
¿Qué demonios es...?

Nathan:
Qué diablillo.

Elena: 
¿Qué es? Vamos, levántalo...

Nathan:
No, no, no, de ningún modo. El trato era por el ataúd, eso es todo.

Elena:
Espera un momento, si mi programa- no hubiera financiado la expedición, tú no... 

Nathan:
Eh, eh... ya tienes tu historia, bonita.

Elena:
Sr. Drake, has firmado un contrato. 

Nathan:
Jajaja...

Elena:
Tengo derecho a verlo todo... 

Nathan:
Eh, eh... Podrías... Profundizar en esa idea... ¿Sully? Eh, tenemos problemas. Date prisa.

Elena:
Vale, vale, ¿qué ocurre?

Nathan:
Eh... Piratas.

Elena:
¡¿Piratas?!

Nathan:
Sí, de los modernos. No hacen prisioneros. ... Al menos no varones.

Elena:
¿De qué estás hablando? Eh, ¿n- no deberíamos llamar a las autoridades?

Nathan:
Es una idea fantástica, pero digamos que no tenemos... permiso para estar aquí.

Elena: 
¿Qué?

Nathan:
Sí, así que a menos que quieras acabar en una cárcel de Panamá, deberíamos encargarnos nosotros mismos.

Elena:
¿Q-qué es peor?

Nathan:
Se ve que nunca has estado en una cárcel panameña. ¿Sabes usar una de estas?

Elena:
Sí, es como una cámara... Tan solo apuntas y disparas, ¿no?

Nathan:
Buena chica. Allá vamos.

*

(suspiros)

Elena:
A estos tipos no les caes muy bien, ¿verdad?

Nathan:
¡Menos cháchara y más acción! ¡Rápido, Sully!

Elena:
¡Están subiendo a bordo!

Nathan:
Vamos, Sully, ¿dónde estás?

Elena:
¡Dios mío! ¡Drake, ese lleva una especie de lanzacohetes!

Nathan:
Uh, eso no me gusta nada. ¡Llega la caballería!

Elena:
¡Gracias a Dios! Oh no.

Nathan:
¡Vaya!

***

Nathan:
¡El barco va a estallar! ¡Tenemos que saltar!

Elena:
Sí... ¡oh espera!

Nathan:
¡¿Qué estás haciendo?!

Elena:
Vale... vale... 

Nathan:
¡Vamos! ¡Ya!

Elena:
Vale.

Sully:
Jajaja... No puedo dejarte solo ni un minuto, ¿eh?

Nathan:
Tenía todo bajo control hasta que volaron el barco. ¿Estás bien?

Elena:
Nada que no arreglen años de terapia.

Sully:
Vaya, vaya, si es la hermosa y perspicaz Elena Fisher.

Elena:
Las adulaciones te darán tiempo.

Sully:
Bueno, soy de los que prefieren estar tras las cámaras. Víctor Sullivan.

Elena:
Oh...

Nathan:
Por el amor de Dios... ¿Qué os parece largarnos de aquí antes de llamar más la atención?

Sully:
¿Bien...?

Nathan:
Un pequeño regalo de Sir Francis.

Sully:
Jajaja... Así que has encontrado el ataúd. Espera un momento... ¿esto es lo que creo?

Nathan:
Jaja... El diario perdido de Drake. Fingió su muerte como yo decía, Sully. Debía de estar metido en algo grande.

Sully:
Sí, bueno, que esto quede entre nosotros.

Elena:
Gracias por el préstamo, Sr. Drake. Me he ganado un vistazo a ese diario cuando aterricemos.


Nathan:
Así que cuando Drake navegó por el Pacífico, cogió a la flota española totalmente por sorpresa. Apresó sus barcos, se hizo con sus mapas, sus cartas, sus cuadernos... y lo registró todo en este diario.

Sully:
Ajá.. así que esto...

Nathan:
Pero cuando volvió a Inglaterra, la reina Isabel confiscó sus mapas y diarios de a bordo incluido este. E hizo jurar a la tripulación que guardaría silencio.

Sully:
Sí, pero...

Nathan:
¿Ves? Drake descubrió algo en ese viaje, Sully... Algo tan secreto y valioso que no podían arriesgarse a que se supiera.

Sully:
Espera, Nate. Actuemos por un momento como si toda esta historia no me interesara y vayamos al grano, ¿vale?

Nathan:
Un hombre solo interesado por el clímax. Debes de ser buenísimo con las damas.

Sully:
Nunca he tenido queja.

Nathan: 
Vale, entonces pasaré a la parte interesante, por ser tú.

Sully:
Jajaja... El maldito Dorado...

Nathan:
Drake iba tras algo gordo, seguro.

Sully:
Pero, ¿dice algo más?

Nathan: 
Ahora sí que estás interesado, ¿eh?

Sully:
Sí.

Nathan:
Bueno, por desgracia no. La última página no estaba. Pero escucha, Sully... Es este... Definitivamente es este.

Sully:
Sí... Solo tenemos un problemilla.

Elena:
Sí, eso he dicho: explotó. Se hundió. No, para eso tenemos seguro, ¿no? Oh. Oh no, la cámara... No... La cámara está bien, no te preocupes. No, no... sigue como nueva...

Nathan:
Sully, la chica sabe cuidarse. Deberías haberla visto.

Sully:
Bien. Pues ve y dile "acabamos de encontrar la ciudad de oro perdida." Quizá su productor lo emita esta misma noche.

Nathan:
Oh, vamos...

Sully:
Nate... ¿confías en mí?

Nathan:
Más o menos. 

Sully:
Vale. Porque tendremos a todos los cabronazos del mundo compitiendo por el tesoro a no ser que nos deshagamos de ella.

Nathan:
Eres todo un caballero, Sully.

Sully:
Lo sé. Es un asco. Lo superará.

Elena:
No, no me importa si hemos sobrepasado el presupuesto. Pero... ¿te das cuenta de que podría ser... la historia del año? Hola... No, no me fío de ellos, ¿vale? Por eso tenemos que ser rápidos. Solo tráeme el equipo de cámara y te prometo que... Hijo de puta... ¡EH! Debería haberlo imaginado.

TODO — Complete the in-game, non-cutscene dialogue.

[edit] Chapter 02 – En busca de El Dorado (The Search for El Dorado)

Sully:
Uff...  Espera. Espera, chaval. Ya no soy tan joven y me canso.

Nathan:
Jajaja... No eras tan mayor para esa camarerita de Lima, ¿verdad?

Sully:
Bueno, eso es diferente. Aunque tengo que admitir que es igual de agotador.

Nathan:
Bueno viejo, aguanta. Ya casi hemos llegado.

Sully:
¿Sabes? Eso me recuerda... ¿Te he contado alguna vez cuando empeñe una talla falsa del siglo XVI a Pablo Escobar? Jaja... Ah, un movimiento arriesgado, pero cuando se dio cuenta ya era... ... Nate ¿me estás escuchando?

Nathan:
Cada una de las palabras.

Sully:
Bah, para qué gastar saliva.

Sully:
¿De verdad piensas que Francis Drake llegó hasta aquí, eh? Estamos lejísimos de Inglaterra.

*

Sully:
¿Bien...?

Nathan:
No lo entiendo. Según esto estamos justo en el sitio.

Sully:
Quizás no estés leyendo bien ese cacharro. Déjame ver.

Nathan:
No, este es el lugar.

Sully:
Aquí no hay nada, Nate. Otro callejón sin salida.

Nathan:
Calma, Sully. Relájate. Echemos un vistazo.

*

Sully:
Uf tío, esto es como que un camello pase por el ojo de una aguja. Jaja... Bueno, ¡ahora está más claro! ¿Qué crees que es esto? ¿Inca?

Nathan:
No, es más antiguo. Unos dos mil años más.

Sully:
Eh. ¿Encuentras algo?

Nathan:
Todavía no.

Sully:
Ten cuidado ahí arriba. ¡Hey, hay algo extraño en la tierra de allí abajo! Suena hueco. Tenemos que encontrar un modo de traspasarlo.

Sully:
¡Buen trabajo, chico! Ah... Creo que aquí vamos a necesitar las linternas.

Nathan:
¡Vaya!

*

Sully:
Qué sitio tan acogedor, ¿eh?

Nathan:
No es lo que esperabas, ¿eh?

Sully:
Sí, ¿dónde está el maldito oro?

Nathan:
Ah, este sitio lo limpiaron hace siglos.

Sully:
No fueron piratas ingleses.

Nathan:
No, no fue Drake. Mira esto. Parece que los españoles llegaron antes que ellos.

Sully:
¡AGH!

Nathan:
¿Qué pasa, Sully?

Sully:
Nate, no estoy buscando un trozo de lata. Estoy de deudas hasta las cejas. Contaba con esto. 

Nathan:
Demasiadas juergas que pagar en Lima, ¿eh?

Sully:
Eso, y... he tenido algunos reveses comerciales.

Nathan:
Ya. Siempre te he dicho que te alejesde los chicos malos, y de las chicas malas.

Sully:
¿Sí? Mira quién habla.

Nathan:
¿Qué quieres decir con eso?

Sully:
Esa reportera. He visto cómo la miras.

Nathan:
¿Elena? Por favor. Perdí toda oportunidad cuando la dejamos tirada en ese muelle.

Sully:
Chaval, en el amor y en la guerra todo vale.

Nathan:
Hum. ¿Y qué pasa si no sabes distinguir?

Sully:
Entonces, amigo, estás en un lío.

*

Sully:
Seguro que esos españoles dejaron mucha basura. Con cuidado... Hay una buena caída.

Nathan:
¿En serio?

Sully:
Hay que encontrar un modo de pasar. Eh, eso de ahí parece un viejo barril de pólvora. Dispara al barril... Quizá la pólvora esté en buen estado. Jajaja... Con eso valdrá.

Sully:
Oye, déjame a mí. Yo la mantendré abierta. Mira si puedes bloquearla desde el otro lado. ¡Rápido, Nate!

Nathan:
Vale, suelta. Esto tendría que aguantar. ¡Rápido, Sully! 

Sully:
¡Un poco más y no lo contamos! Esperemos que haya una puerta trasera, ¿eh?

Nathan:
Oye, esto me suena... Creo que en el cuaderno de Drake hay algo sobre esto. Sí, aquí está... Parece una especie de lámpara, o un brasero. A ver si puedes encenderlo.  

Sully:
Así que, después de quejarte tanto del puro, ahora sirve para algo, ¿eh? Hay que encontrar un modo de quitar los escombros. Esta madera está bastante seca. Creo que podríamos quemarla. Intenta acertar a una de esas lámparas. ¿Y ahora? Oh, Nate, eso podría haberlo hecho hace treinta años.

Nathan:
Parece que hay algún tipo de mecanismo de una escalera ahí arriba. (Hay algún tipo de mecanismo de escalera ahí arriba.) (???)

Sully:
Intenta encontrar el modo de despejar de mierda el camino. Vaya... ¡guau! En marcha. 

Nathan:
Bueno, ¿y esto qué es?

Sully:
¿Qué te parece? 

Nathan:
Espera, reconozco esos símbolos...  “El orden de esos signos tiene alguna importancia”. 

Sully:
Oye, ¡está pasando algo! ¡Vaya! Bastante profundo.  

Nathan:
Sí. Parece que hay una escalera en un lado... Espera aquí mientras lo compruebo.

Sully:
De acuerdo. Pero ten cuidado. Hey, vigila dónde pisas ahí abajo.

Nathan:
Vale, esto es algo. 

Sully:
¡Egh, no me digas que vas a ponerte a nadar ahí!

Nathan:
¡He estado en sitios peores! Estoy empapado. ¡Lo conseguí! ¡Estoy al otro lado! 

Sully:
¿Puedes abrirlo? ¡Bien! Yo iré por aquí. 

Nathan:
Vale, esto parece seguro. 

Sully:
¡Oh! ... ¡Nate, sal de ahí! ¡Ahora!

Nathan:
Oh no no no NO NO...  ¡Lo conseguí! ¡Estoy bien!

Sully:
Parece que vamos a dar a algún sitio.

Nathan:
Más nos vale que sea ya.

*

Sully:
Oh, tío...

Nathan:
Debieron construir el templo alrededor de esto...

Sully:
¿Alrededor de qué?

Nathan:
Una estatua......una estatua de oro.

Sully:
¡Una INMENSA estatua de oro! Y mira aquí......esta gente... está adorando esa cosa. Al menos creo que es gente.

Nathan:
Claro. 'El Dorado', ¡el hombre de oro! Sully, no era una ciudad de oro, era esto. Un ídolo de oro.

Sully:
Tío, ¿te imaginas lo que valdría esa cosa ahora?

Nathan:
Mira esto, huellas. Apuesto a que los españoles lo arrastraron sobre troncos cortados. Ja... Creo que llegamos cuatrocientos años tarde a la fiesta.

Sully:
¿El rastro está frío?

Nathan:
Sí, eso parece.

Sully:
¡Que putada!

Nathan:
A menos que...

Sully:
¿A menos que qué?

Nathan:
Vamos a seguir las huellas.

*
Nathan:
Eh. Aquí se terminan.

Sully:
Sí, parece que hubieran volado la pared trasera del templo.

Nathan:
Sí. Los españoles debieron de idear un atajo para sacar el tesoro.

Sully:
Estupendo, ¿y ahora qué?

Nathan:
Espera. Sully, ¿oyes eso? Esto sí que no se ve todos los días.

Sully:
¡Dios mío!

*

Nathan:
¡Vaya!

Sully:
Que me maten.

Nathan:
Debió de subir por el río enuna inundación, y se quedó encallado. Vamos a echar un vistazo, ¿eh?

Sully:
No... Espera, espera, espera. Aquí hay algo chungo.

Nathan:
¿Chungo? Te comportas como si nunca hubieras visto un submarino alemán en mitad de la jungla.

Sully:
Va en serio, Nate.

Nathan:
Jajaja... Te diré qué hacer: Tú quédate aquí, yo iré solo a comprobarlo. Te llamaré si me topo algún nazi.

Sully:
Sí claro, allá tú.

Nathan:
Oh, espera, espera, ¿sujétame esto, vale? Vale, parece que tendré que hacerlo por las malas.
Personal tools